Category: Salud y cuidado personal

Pautas básicas para un buen descanso

jun 03 2013
Pautos de sueño y descanso

Pautos de sueño y descanso

Os queremos proponer algunas ideas básicas para cuidar la higiene del sueño. Es esencial en nuestro día y día, es fácil cuidarlo y puede llegar a proporcionar grandes ventajas.

El descanso nocturno restaura y prepara al cuerpo y la mente para un nuevo día. Los músculos se recuperan de las tensiones del día, el cerebro archiva y consolida la información recibida y memoria, mejora el humor, la piel se regenera, se vacían lagrimales… Pero la falta de sueño disminuye la capacidad inmunológica humana, lo que provoca una importancia pérdida de defensas frente a la mayoría de enfermedades. Se han estudiado reacciones concretas por ejemplo, frente a la diabetes (disminuye la efectividad de la insulina), obesidad (incremento del apetito y disminución de la saciedad), cáncer (aumento del crecimiento de células cancerígenas.) o la hipertensión.

¿Qué es lo que debemos tener en cuenta?

En primer lugar conocer si dormimos lo necesario. A veces pensamos que sí, pero lo cierto es que en los días festivos o de descanso nuestras horas de sueño varían.  Para ello recomendamos contar las horas de descanso de los días laborales y los festivos, SI hay una diferencia superior a una o dos horas es porque estás recuperando el sueño perdido. Deberías reestructurar el horario de tu día a día para darle más horas de descanso.

Ten en cuenta que las horas de sueño depende de cada persona, no es imprescindible dormir 8 horas, cada uno tiene su número de horas óptimo de descanso.

Si programas el despertador, recuerda que los sueños se miden en ciclos de 90 minutos. Sería recomendable ir sumando ciclos, por ejemplo 4 ciclos para dormir 6 horas, 5 ciclos para dormir 7 horas y 30 minutos, etc.

La televisión no es recomendable en la habitación y no acostarse directamente tras ver la televisión, ya que puede desvelarnos. Si en 20 o 30 minutos no coges el sueño, levántate y haz alguna tarea.

Por último, no olvides realizar alguna técnica de respiración o relajación al acostarte.

Mª Luisa Palancar Belloso. Acretio Psicólogos

Si te ha gustado el artículo, ¡compártela con otros!